lunes, 30 de mayo de 2011

La noche de la vergüenza

Ayer sucedió lo que, yo personalmente, no esperaba que sucediese. La acampada en Sol decidía quedarse indefinidamente. Un movimiento a todas luces, a mi juicio, equivocado.

Y es que las acampadas se han ido desinflando progresivamente y cada vez cuesta más identificarlas como parte del movimiento 15-M. Poco a poco las peticiones han ido desapareciendo, con la excusa de las asambleas de barrio (que por otro lado sí pueden tener un efecto real, siempre y cuando se utilicen para definir acciones de ámbito local, no para seguir añadiendo ladrillos a un castillo de naipes), dando paso a una autentica nación paralela en la que no todos participan. He dicho bien, no todos.

No en vano, ayer, en la asamblea de Acampada Sol (que es la que vengo usando como principal ejemplo), tuvieron lugar algunas escenas no sólo poco democráticas, si no de un marcado sesgo limitador. Me viene a la cabeza la intervención de un hombre, de mediana edad, que intentó explicar por qué, a su juicio, era el momento de recoger los bártulos y dar paso a nuevas actividades y propuestas.

Justo cuando acabó la intervención de esta persona, alguien (de la comisión de respeto, creo) cogió el micro para decir: "Por favor, a la hora de hablar procurad mantener siempre el mismo tono de voz, y no demos mitines". Condicionando y desautorizando de una manera gravísima una opinión que a todas luces era válida. Con más o menos apoyo, pero válida. Y es que todas las intervenciones anteriores y posteriores estuvieron dotadas de la misma variación en la voz (algo obvio y característico de nuestro propio idioma) sin que nadie dijera nada.

En muchas de las intervenciones a favor del no (que fueron disminuyendo a lo largo de la noche, por motivos obvios) siempre intervenía alguien de la organización clarificando que lo único que se estaba decidiendo era cómo y cuando se procedería al desalojo de Puerta del Sol.

Tampoco ayudó el encontrarnos con una comisión de comisiones, dando un surrealismo todavía mayor a una noche en la que, quedo claro, una vez más, que las asambleas sólo sirven para dar rondas de aplausos gratuitos y exaltar a la persona ante el micrófono.

Sin embargo, hay otras actividades dentro del movimiento 15-M que merecen toda la atención del mundo. Como el esfuerzo de grupos como 15 de mayo por cerrar un consenso de mínimos que guste a la mayoría de la población y definir la línea de actuación a seguir.

Una actividad que sí puede dar resultados reales, aun cuando el camino por recorrer siga siendo muy largo. Las acampadas quizá puedan volver al rumbo correcto, pero su imagen pública cada vez está más dañada. Y cuando queramos darnos cuenta, el lobo se habrá comido a las ovejas...

5 comentarios:

  1. Y porque no vistes la Asamblea de Murcia, con karaoke incluido, totalmente surrealista.

    ResponderEliminar
  2. Y en Alicante, después de votar en Asamblea y salir que se desmontaba, gran parte de los acampados se rebelaron e hicieron repetir la votación, arguyendo que ellos habían estado allí todas las noches y que merecían decidir por su cuenta :O Esto hizo que la segunda votación igualara a los que abogaban por la continuidad y los que preferian el desmantelamiento y mantener un punto de información.
    En este punto me marché de la Asamblea porque se había desvirtuado totalmente. Los acampados han hecho lo han querido y se han saltado a la torera la "legimitad" de la Asamblea que tanto pregonaban. Y ahí siguen... En fin, inaudito... :(

    ResponderEliminar
  3. Yo creo que las acampadas se han convertido en un calentamiento de pollas sin intención de follar.Follemos algo pero follemos.No se si me explico.No podemos estar todos los dias con los pantalones bajados en las plazas.Me parece horrible que pretendan mantener un todo de voz uniforme acaso no somos indignados! es algo que también echo de menos en #acampadagranada.
    @Indeformable.

    ResponderEliminar
  4. Anonimo de Alicante a ver si vamos a tener que cantar "Que no! que no!que estos támpoco nos representan!" porque esto ya es el colmo de lo incomplejo. Que raro puede acabar todo esto.
    Saludos!!
    @indeformable.

    ResponderEliminar
  5. yo solo se, k no se nada,

    ResponderEliminar