sábado, 28 de mayo de 2011

Muerte por saturación de ideas

 De nuevo, quería hacer una reflexión muy personal. Después de las imágenes que nos llegaron ayer por la brutal actuación de algunos Mossos d'Esquadra (porque me niego a creer que todo el cuerpo sea así), hoy tocaba sacar la vara de medir para ver la respuesta al 15-M en las asambleas de los barrios.


La respuesta ha sido multitudinaria, como no podía ser de otra manera, bien por el efecto dominó de lo sucedido ayer, o por el simple interés de poder aportar el propio granito de arena de cada uno a un movimiento que busca cambiar la sociedad.


Sin embargo, lo sucedido ayer en Barcelona no debe servir de distracción de algo preocupantemente visible. El movimiento del 15-M está herido de muerte (a ojos de la opinión publica) por la notable desidia de las acampadas y aquellos que han hecho de las concentraciones su segundo hogar.

Es necesario replantearse qué objetivo cumple permanecer en la calle por el simple hecho de permanecer en la calle. No ayuda, en lo más mínimo, que cada día nos encontremos una lista de necesidades de algunas acampadas que hacen, cuando menos, plantearse a uno si no estamos construyendo entre todos una especie de hotel de cinco estrellas. Desde leche de soja (y colacao) hasta ordenadores, hemos visto pasar por delante nuestro todo tipo de peticiones, que me hacen pensar... ¿seguimos luchando por una democracia real?

Y la respuesta, en algunas de esas convocatorias, es dolorosamente clara: NO. Atrás han quedado las reivindicaciones y ha llegado el momento de la vergüenza colectiva.

Han tenido que llegar los Mossos d'Esquadra, porras de metal mediante, y con un conseller de dudoso honor como director de orquesta, para provocar que haya habido una actividad de presión social desde el 22-M. Parece que si no hay palos de por medio, no reaccionamos.

Y lejos de intentar aúnar esfuerzos, nos estamos dividiendo cada vez más. Ahora han llegado las asambleas de barrio, algo que, personalmente, recibía con mucho escepticismo. Y aunque la respuesta ha sido multitudinaria, los problemas no han tardado en surgir. Las quejas más recurrentes han sido: exceso de propuestas y lentitud para decidir. ¿No os suena de algo? Son las mismas quejas que tienen lugar en las acampadas.



Las asambleas de barrio, a mi modo de ver, tenían que haber sido una herramienta perfecta para transmitir el consenso de mínimos a la sociedad, y haber propuesto acciones locales que consigan aumentar el apoyo popular a un movimiento que se ha quedado sin identidad propia. Algo irónico, si tenemos en cuenta el motivo por el que originalmente salimos a la calle el pasado 15-M.

Las comisiones de espiritualidad, y el yoga, han sido también dos de los grandes culpables de los ataques que están recibiendo las acampadas. No en vano, en Puerta del Sol, proponía el gurú de espiritualidad, seguir a un revolucionario francés y adoptarlo como líder en el que inspirarnos para guiarnos.

Sin darnos cuenta, en el empeño de querer contentar a todo el mundo, las acampadas se han visto impregnadas por un tinte religioso y new age que genera poca atracción y repele a muchos. Dando paso a la elevación de falsos ídolos que, con el beneplácito de los que entienden la acampada como un fin y no como un medio, están destruyendo un movimiento que tenía la posibilidad de imprimir un cambio en la sociedad.




Pongamos cada cosa en su sitio. El movimiento del 15-M necesita actividades de presión social. Manifestaciones, charlas de concienciación, presencia en los medios, y sobretodo, un mensaje claro. Un consenso de mínimos al que no adherir más propuestas. Es la hora de dar las gracias a los que quieren crear Utopía y echarles a un lado, pues han parasitado un movimiento para transformarlo y moldearlo a su voluntad. Pero, la voluntad del pueblo no es la de ser guíados hacia el alcance de la meditación ni la de un cambio de sistema radical.

Si no somos antisistema, no pretendamos crear nuestro propio mundo. Si no representamos a nadie, no pretendamos que las acampadas ahora representen la voluntad del 15-M. Es necesario dar el siguiente paso y dejar atrás una etapa que, si bien edificante, está dejándonos ver que la fórmula está caducando a pasos agigantados. Sí, una asamblea de 10.000 personas levantando la mano y aportando opiniones es muy enriquecedora y muy impresionante, pero en la práctica, no produce resultados.

Es imposible contentar a todo el mundo. Las revoluciones no se hacen con el 100% de la aprobación del pueblo. Si no con su apoyo.

Las asambleas de barrio tienen que servir para aúnar a la sociedad con un consenso de mínimos, no para añadir todavía más propuestas. Es la hora de abrir los ojos, sacudirnos de encima el lastre que hemos dejado que voluntariamente se subiera a nuestra espalda, y caminar con paso firme en el largo camino que nos queda por delante.

4 comentarios:

  1. Amigo, Lo primero, y la base del movimiento es No propongas, haz. Cual es el siguiente paso?¿ tal vez la creación de una agrupación de electores? tal vez implementando algun sistema ya existente que nos ayude a traves de internet a entendernos. El estado me regaló hace años un arma de destrucción masiva para el "sistema". Se llama DNI-e y es un documento legal valido para utilizarlo en Internet.

    Solo eso: no propongas, haz. Empecemos a hablar de política con mayusculas para organizarnos. Hay algún partido que conozcas que pueda aportarnos algo? yo solo conozco uno que puede hacer algo parecido... Y tiene una herramienta interesante de votación de propuestas.

    ResponderEliminar
  2. Compañero, totalmente de acuerdo. En mi entorno, otros compañeros y yo, llevamos ya muchos días diciendo lo mismo. La solución que hemos adoptado en nuestra humilde asamblea (pues no llegamos a 30), es que por un lado está la adhesión al movimiento nacional, y por otro lado, las acciones a nivel local, para reclamar nuestros derechos y protestar contra lo que consideramos injusto y abuso de poder de nuestro ayuntamiento.
    Somos muchos los que pensamos como tú, espero que todo esto se encuace de un modo más efectivo a nivel nacional, para seguir haciendo acciones-manifestaciones-propuestas y para que nos hagan algo de caso: como la reforma de la ley electoral, listas abiertas y libres de corrupción, etc. etc.
    Un camino de 10.000 kilómetros, comienza con un primer paso. Demos el primer paso ya¡

    ResponderEliminar
  3. Con la palabra en la mano, ¡ Participa ! Un mundo mejor es posible, sueñalo, proponlo y llevalo a cabo, desprenderse de los miedos que atenazan y dan esqueleto al sistema nos permitirán diseñar y gestionar una sociedad digna para todos. Un nuevo sistema económico y político es socialmente posible. ¡Hagamoslo!

    ResponderEliminar
  4. Democraciarealya: Es el momento de dar un paso al frente.
    Se acabaron los sueños amigos; necesitamos personas nuevas, ideas nuevas, abrazos nuevos. En una democracia han de existir alternativas políticas, una balanza de mil brazos, mil alternativas, mil ideas, y millones de abrazos; siempre desde la convivencia y la equidad; desde la honradez y el servicio a la sociedad; y por extraño que pueda parecer esta afirmación, soy amigo de muchos de los concejales socialistas que, de una forma altruista trabajan en los pueblos de Valladolid sin recibir un sueldo o tener un coche oficial: un saludo y mi todo mi agradecimiento.
    Nunca mejor terreno ha tenido un grupo democrático de buenos corazones. No hay miedo en los corazones que os han abrazado. Nosotros estamos dispuestos a decir que esta situación ha de ser cambiada; que los políticos elitistas empeñados en su mejora personal están alejados del pueblo; que el revanchismo, el insulto y las dádivas políticas no sirven en una España que está triste y en adormecido solitario silencio. Ya no hay capitanes, ni poesía, ni cantos de sirenas progresistas en los labios de los líderes políticos que han traicionado sus ideas; no hay tiempos perdidos, ni quiero que los tiempos pasados sean mejores; solo caminos por recorrer, ríos de odio que cruzar, puentes de Luna que alzar y que construir, en nombre de la democracia, de la igualdad y la justicia social... ¡ha llegado vuestro momento!:
    Decálogo fundacional de DEMOCRACIAREALYA
    Puntos y manifiesto estructural del Movimiento Político Democraciarealya.
    Recogida de firmas para solicitar Elecciones Generales.

    Reflexión:
    Un país moderno no puede seguir con un líder que huele a fenecido; una clase elitista ha de ser castigada por defraudar a sus militantes, por quedarse adormecida, huraña y complaciente con el sufrir de su pueblo. Las ideas fraternales de igualdad, justicia, progreso, bienestar, educación, dialogo y convivencia democrática han sido traicionadas por los representantes del pueblo español convirtiéndose en nuevos estandartes del gasto y el despilfarro representativo... es el momento de que vosotros, Democraciarealya deis un paso al frente.
    Gracias y un saludo a todos: izquierdas y derechas; agnósticos, ateos y creyentes; PSOE o PARTIDO POPULAR; conservadores o liberales... os quiero porque sois mis vecinos, mis amigos y mis semejantes, deseando poder vivir fraternalmente entre vosotros... solo por eso.... mil gracias.
    Firmado: J. J. Danwcer (seudónimo literario)

    ResponderEliminar