domingo, 22 de mayo de 2011

Una semana de indignación

Han pasado muchas cosas desde las manifestaciones del 15-M, que es necesario recapitular para poder entender hacia dónde puede encaminarse el futuro de lo que muchos llaman "los indignados".

Para nadie debería ser nuevo a estas alturas los movimientos No les votes, Democracia Real YA, y que, sguramente, pueden considerarse los principales impulsores de las acampadas que están teniendo lugar por España y buena parte del mundo.

El cambio que muchos jóvenes (y no tan jóvenes) esperábamos, parece haber llegado con mucha fuerza. El pasado lunes, apenas 200 personas se dieron cita para pasar la noche en Puerta del Sol (la acampada más conocida hoy por hoy), y fueron desalojados, con nocturnidad y alevosía, a las 5:00 de la mañana del martes.

Y mientras el número de indignados crecía lentamente por toda españa. Twitter ya era un hervidero de actividad con hashtags como #spanishrevolution, llegando rápidamente al 1º puesto de temas del momento del mundo entero. La indignación se apoderaba de las redes sociales, al descubrir, casi con pavor (pero ciertamente sin sorprender a nadie) al ver que los medios de comunicación pasaban por encima del movimiento sin prestar el más mínimo tipo de atención. No sería hasta la edición de las 21:00 de la noche cuando veríamos las primeras imágenes de Sol en Informativos Tele 5 y Antena 3 Noticias.

El miércoles, fue, sin duda, el día en el que los indignados recibimos la atención que realmente merecía un movimiento social como éste. Hasta la BBC sorprendía a propios y extraños comparando la Spanish Revolution con lo visto en Tahrir Square, en Egipto, el movimiento que puso fin a la dictadura de Hosni Mubarak en el país africano.

Y llegó el viernes, con más de 100 convocatorias por toda España y diversos puntos del mundo, salimos a la calle por miles, e Internet no tardó en hacerse eco de lo que pasaba en nuestros pueblos y ciudades, con la irrupción de páginas como Sol TV, para retransmitir en directo lo que sucede en esas concentraciones.


Precisamente, ese viernes, se produjo la que seguramente es, a día de hoy, la imagen icónica del movimiento:

La Plaza del Ayuntamiento, en Valencia, se convertía en la Plaza del 15 de mayo. 

La sociedad española, impulsada por su juventud, por la mal llamada "generación Ni-Ni" parece haber salido de su largo letargo. Atrás queda la apatía ante un sistema democrático considerado ya caduco por muchos y que pide una reforma y adaptación al siglo XXI con desesperación. Un sistema democrático, en el que ser imputado por corrupción no impide que se pueda optar a la presidencia ya no de un pueblo pequeño (lugares, ciertamente, dados a todo tipo de tejemanejes políticos) si no a la de toda una Comunidad.

Esta semana ya nos ha brindado imágenes para el recuerdo y mensajes para reflexionar

Ahora, a 22 de mayo, es importante mirar hacia delante y tener la convicción clara de que el pueblo se está haciendo escuchar. Ya sabemos que la acampada en Sol seguirá, como mínimo, una semana más, y en Barcelona, hasta el 15 de junio

Es necesario dejar atrás esta jornada electoral siendo conscientes de que el cambio no llegará ni rápido ni sin realizar grandes sacrificios, pero convencidos de que, en última instancia, estamos luchando por un futuro mejor. Un futuro en el que nosotros, nuestros hijos, nuestros mayores, podamos vivir dignamente en un país que, hoy por hoy, parece empeñado hacer méritos para estar a la cola de Europa fruto de la desidia de un estamento político más preocupado de mirarse los bolsillos y lanzarse mensajes de odio en las reuniones del Congreso de los Diputados.

Las propuestas del pueblo, esas que deberían estar haciendo aquellos que dicen representarnos, ya están comenzando a surgir, buscando un consenso general que todos puedan apoyar. 

Esta es una carrera de fondo, en la que es necesario tener la convicción de que las acciones de cada uno de nosotros, por pequeñas e insignificantes que puedan parecer, son un paso adelante hacia un cambio necesario en una sociedad que todavía intenta liberarse de principios de tiempos pretéritos.

Hay que tener presente que, este, es el momento de la unión, del consenso general, y de las propuestas que ayuden a dar el cambio hacia una democracia real global. Después, habrá tiempo para esas otras peticiones más localizadas. No se puede cambiar el interior de una casa si todavía no se han levantado los cimientos.

Tienen que seguir surgiendo las iniciativas por toda la geografía española para mantener el momento de este movimiento. No es el momento de mirar, eso ya lo hemos hecho durante décadas. Es el momento de coger los bártulos, y comenzar a construir el camino hacia el cambio.

Parafraseando muchos comentarios de Twiter: "Quiero formar parte del momento en el que la sociedad despertó y exigió que su voz fuese escuchada. Quiero formar parte de los libros de Historia y poder contarle a nuestros hijos, que un día, luché por nuestro futuro"

A fin de cuentas, Roma no se construyó en dos días...

¿Y vosotros? ¿Qué reflexiones os ha traido esta semana de acampadas por toda España? Podéis dejarlas en los comentarios, las mejores serán recopiladas y añadidas en un próximo artículo en el blog.

Alejandro Riveiro.

5 comentarios:

  1. Grandisimo articulo, de verdad. Enhorabuena

    ResponderEliminar
  2. Pepe SA un españolito de a pié INDIGNADO22 de mayo de 2011, 17:01

    Un estupendo resúmen "Roma no se construyó en 2 días" así es. @DRY, #spanisrevolution y @acampas en toda españa ya han conseguido su primer objetivo: Que aumente la asistencia a las urnas. Sea cual sea el resultado hay que seguir para que los alcaldables, consellers y junteros tome nota de las 3 EXIGENCIAS básicas y se las supliquen a sus jefes si no quieren perder sus privilegios
    Ermasmejon (Pepe SA)

    ResponderEliminar
  3. Excelentes reflexiones. Lo logrado con estas acampadas no debe quedar ahí, hay que continuar,hay que organizarse, hasta lograr la totalidad de los objetivos que impulsaron el despertar de la juventud española. El mundo os ha conocido, seguid al Mundo.

    ResponderEliminar
  4. Excelente resumen.Coincido con los demas,esto tiene que seguir,paso a paso y enseñado que aunque parezca mentira hay mucha gente desinformada,las personas mayores sobre todo,que la gente entienda que esto no es algo pasajero,que tiene bases firmes y que vamos a seguir luchando,por todos y para el bien de todos,ese es el espiritu de SOL.

    ResponderEliminar
  5. En éste momento hay una revolución dentro de cada hombre. Una revolución de consciencia que cada día se extiende más y más. Ésta revolución es imparable y no tiene prisa por escribir su historia pues sabe que lo que tiene en sus manos es muy importante.
    Ya se ha terminado el tiempo de quejarse, AHORA es el tiempo de CONSTRUIR una nueva sociedad. Es nuestro momento y es nuestro sitio. El pueblo habla y es escuchado mediante asamblea.

    ResponderEliminar