lunes, 6 de junio de 2011

¿Un problema de enfoque?

Esa pregunta me ha rondado la cabeza al levantarme esta mañana. Quizá lo que está haciendo que las acampadas (más que el 15-M, que a juzgar por la presencia en los medios, sigue gozando de muy buena salud, como demuestra esta noticia de Informe Semanal).

Sin embargo, cuando salimos a las calles aquel 15 de mayo, la petición común era la de la regeneración democrática. Una democracia mejor, en resumen. Pero, ahora, podemos ver que a aquella premisa tan básica (y que hizo que tanta gente saliera a la calle) se han añadido otras premisas que, si bien no menos válidas, han desenfocado el movimiento. Desde la igualdad de género en el vocabulario (una de las solicitudes del colectivo feminista, con el uso del sustantivo colectivo acabado en "as" o "xs"), hasta la instauración de la república o la abolición del sistema capitalista, ante nusetros ojos, han pasado todo tipo de peticiones en este medio mes de movimiento.

Es un problema inherente a la horizontalidad, a la necesidad de querer escuchar a todos y no querer ser representados. Y es que, parece que en ningún momento, se ha reparado en que no por querer ser un movimiento horizontal es necesario renunciar a cierta verticalidad. La horizontalidad es algo que está presente en otros movimientos y tendencias (podría decirse del comunismo y su principio del "todo es de todos"), por lo que ya hemos podido ver los defectos y virtudes de un sistema así.

Sin un mínimo de verticalidad (que en el caso del 15-M podría ser Democracia Real, No les votes, Juventud sin futuro, etc), la horizontalidad se convierte en un problema de fondo con el paso del tiempo. Funciona mal al aplicarse a grandes masas. No es necesario tener líderes, pero como toda orquesta, necesitamos de un director de orquesta (ya sea en forma de documento de consenso de mínimos, manifiesto de las reclamaciones del 15-M, etc).

A fin de cuentas, no nos engañemos, las comisiones en una acampada son un organismo que dan verticalidad a algo horizontal, por lo tanto no estamos escapando de esa verticalidad, si no disfrazándola bajo el falso precepto de ponerle otro nombre.

Una vez desenfocado, es evidente que devolver el movimiento al cauce original pasa por ser una tarea titánica. El gran dilema, sin embargo, está por llegar. El próximo 19 de junio, saldremos de nuevo a la calle con la convocatoria de Democracia Real. Y aunque no queramos aceptarlo, será una medición de fuerzas entre dos bandos que se han distanciado de una manera preocupante. Los que buscan una democracia mejor, y los que buscan reconstruir el mundo desde sus cimientos más básicos.

En lo que a mi respecta, sigo teniendo claro lo que busco, una democracia mejor. Los pasos, a poder ser, de uno en uno.

11 comentarios:

  1. A todos los que están dando un paso para cambiar el mundo, desde el que acampa en una plaza, al que asiste a las asambleas de cada barrio, al que sale a la calle apoyando, al que desde su conocimiento aporta ideas a la causa, al que pone letra y música a un himno, al que se reúne delante de la puerta de un desahuciado, al que escribe un articulo informando con dignidad, al funcionario de orden público que se avergüenza de ciertas actitudes, al que trabaja para organizar y coordinar a todos ellos, hasta para aquellos que desde cualquier ideología o pensamiento siente en su conciencia que la semilla de un mundo mejor empieza a germinar en su conciencia... OLEEEE POR SUS COJONES U OVARIOS. OLE OLE Y OLE desde un rincón perdido y olvidado de este mundo, desde el cual cada día uno se siente mejor y más acompañado.
    No me importa saber cual es la solución, solo me importa saber que todos somos conscientes de un problema y que desde Sol hasta Manhattan acampando en Wall Street y en el parquee de las bolsas desde Londres a Pekín, se ha plantado una semilla que crece en número y germina para que nazca un nuevo sol, Tu Voz. Hey Hey Hey Hey....
    TU VOZ.
    http://www.youtube.com/watch?v=wDmZ_V-gJfU

    ResponderEliminar
  2. Estupendo.
    Una semilla que, a ritmo de represión, crece con indignación en las consciencias de cada vez más ciudadanos de todo el mundo.
    Una epidemia para los que no tienen consciencia o lo han malvendido.


    Para todos aquellos que la hayan vendido:
    -No tengan miedo a recuperar la propiedad de su consciencia, eso no les quitará su conocimiento y les dará la fuerza para desarrollar su trabajo con más dignidad y complacencia.
    -Para recuperar su consciencia no tendrá que hacer ningún trámite, solo con entender el futuro que nos espera si no cambiamos en paz y armonía, es suficiente.
    - No hace falta renegar a cualquier ideología, ni religión, ni club de fútbol, todos somos necesarios.
    -Este movimiento no hipoteca consciencias, solo las quiere liberar.
    - Una vez recuperada, no se dejen desalentar por las prisas, a partir de ahora es cuestión de tiempo.

    ResponderEliminar
  3. Creo que en este post llevas toda o casi toda la razón.
    @indeformable

    ResponderEliminar
  4. Creo que en el camino nos olvidamos de algo muy importante y es que:"no estamos asumiendo la responsabilidad que nos toca" porque si hemos llegado a esta situación actual es porque todos hemos elegido de alguna forma estar en este punto de la historia. A nosotros nos corresponde corregir los errores de "Nuestro-Sistema". Necesitamos crear una "Herramienta" que permita hacer las modificaciones necesarias. No se trata de destruir nuestro ADN sino de crear o modificar un Gen capaz de eliminar los errores.
    La corrupción,los privilegios,la no participación ciudadana, todo debería tener solución con la introduccion del nuevo GEN.
    Un Gen instalado en las instituciones
    Un Gen instalado en las empresas
    Un Gen instalado en es Gobierno etc..
    Capaz de activar un mecanismo de corrección de errores a través de la GENte.
    En definitiva se trataría de revitalizar la Humanidad perdida.

    @indeformable

    ResponderEliminar
  5. me parece muy buena tu reflexion, pero resulta que hay algo que es primordial y sin ello nada cambiara y es la eliminacion del negocio bancario privado, este es el quid de la cuestion y el verdadero punto de inflexion.

    ResponderEliminar
  6. Pues sí, me parece que llevas bastante razón en cuanto al desenfoque, es algo que muchos ya han pensado y es que, como tu dices... las cosas poquito a poquito. De una en una ;)
    Y es que efectivamente, me parece que en lo que coincidimos todos es en que las cosas no funcionan, hay que echar al agua el famoso barquito varado y luego ya se verá... porque me parece que empezar a hacer reivindicaciones ahora solo nos va a fragmentar, y a mi por ejemplo me parece una supina tontería hablar al mismo tiempo de reformar la ley electoral y la gramática "machista" al mismo tiempo, es que no hay color... y luego aparte de eso, que me da igual, hay otras cosas con las que me parece que no todos estamos de acuerdo... o que son simplemente ridículas. ¿Desmontar el sistema capitalista? Ehhmmm... y eso, ¿cómo se hace? ¿Quemamos el dinero y repartimos todo a lo comunista? En fin, que no me parecen realistas muchas cosas, pero aunque lo fueran deberíamos centrarnos a lo que vamos. Si el famoso barquito es la metáfora perfecta. ¿Para qué gritar "vayamos al norte!!" o "no, vayamos al sur!!" si aún estamos en la puta playa?
    Las cosas, de una en una, di que sí =)

    ResponderEliminar
  7. Bueno mira, yo no se mucho de economía y me parece que la eliminación así a lo bestia de la banca privada no será tan fácil... pero desde luego, es algo importante. Gradualmente quizá mejor, que si le quitas a un niño el caramelo bueno, pero como se lo quites a 300... ;)

    ResponderEliminar
  8. "me parece muy buena tu reflexion, pero resulta que hay algo que es primordial y sin ello nada cambiara y es la eliminacion del negocio bancario privado, este es el quid de la cuestion y el verdadero punto de inflexion"

    EXACTO ESE ES EL MEOLLO DEL ASUNTO!!!http://is.gd/1jVHmE

    ResponderEliminar
  9. La realidad, los logros se hacen lentamente, de golpe en golpe, pero si esta semilla ha germinado no la dejemos secar, el trabajo de base me parece importantisimo, el implantamiento en los barrios esencial, luchar con los pies en el suelo y la mente clara me parece ineludible, los minimos es el comienzo de los máximos

    ResponderEliminar
  10. La abolición del sistema capitalista es un enfoque muy acertado. Por mucho que cambiemos a los políticos, el dinero manda, y los trabajadores seguiremos toda la vida en condiciones precarias, mientras los granujas se reparten el pastel de nuestro trabajo.

    Los frutos del trabajo debe ser de la clase obrera. Esa es la única justicia.

    ResponderEliminar
  11. Creo que confundes organización con verticalidad. Las comisiones "delegadas" de determinados temas no tienen por qué convertirse en una jerarquía, aunque exista el riesgo. El 15M ha desbordado todas las expectativas, y no todos sus instigadores iniciales se lo han tomado con la misma elegancia. Lo que nos une son los síntomas de una democracia enferma, pero el diagnóstico no está claro, y el tratamiento habrá que definirlo una vez que sepamos por qué funciona tan mal nuestra democracia (y no echemos todas las culpas a los políticos, que los ciudadanos también tenemos nuestra responsabilidad).

    ResponderEliminar