domingo, 19 de junio de 2011

¿Y ahora qué?

A estas horas, las manifestaciones están llegando a su fin (algunas, otras aun van para largo), y nos han dejado un buen sabor de boca. La asistencia ha sido masiva en todas las ciudades de España, como en Sevilla, aquí abajo:


A lo largo y ancho del país el mensaje ha sido claro, como ya nos imaginábamos esta mañana. Pero ahora queda una pregunta en el aire que muchos se hacen. ¿Y ahora, qué?. Sin duda alguna, el referendum del 15 de octubre parece que será una buena piedra de toque.

Pero entre esta fecha y octubre queda mucho camino por recorrer. Las asambleas de barrios tienen que seguir adelante. Pero hay algo todavía más importante. Es necesario seguir organizándose a nivel local para seguir creando una consciencia colectiva que alce su voz por encima del ruido mediático de aquellos que no quieren escucharnos (Intereconomía ha vuelto a asociar al movimiento con ETA).

Sin duda alguna, antes de octubre veremos muchas iniciativas a las que muchos nos uniremos una vez más. Pero seguirá cojeando algo. Los medios, aquellos que dicen informar, seguirán sirviendo a esferas más altas y no se harán eco de este movimiento.

Algunos (quizá los más optimistas) dicen que la convocatoria de hoy supera a la del "No a la guerra" de tiempos de Aznar. No seré yo quien entre a discernir la autenticidad de tal afirmación, pero una cosa es cierta. Existe un silencio pactado por parte de algunos, y como alguien dijo hace ya algún tiempo, la revolución (si finalmente sucede) no será televisada.

No alcanzo a entender el motivo por el que muchos periodistas pueden ver interés no en informar, si no en ofrecer su opinión sesgada del mundo y la realidad, pero es síntoma de otra señal de que estamos en una sociedad en la que el poder se ha ido reorientando en favor de unos pocos.

A los demás, como diría aquel, nos pueden mandar a freír espárragos.

Hay una iniciativa que parece cobrar fuerza por momentos, surgida de las manifestaciones de este día. La posibilidad de convocar una huelga general (¿por qué no el 15 de septiembre?) para dejar claro que estamos aquí, que muchos españoles queremos un cambio, y que es hora de dejarnos de retóricas fáciles y reaccionar de una vez.

Quien sabe, a lo mejor al final de todo este camino descubrimos que en realidad tenemos que abandonar la Unión Europea y volver a la peseta (los griegos se lo están planteando, si bien su situación es bastante peor en cuanto a economía se refiere). 

¿Y ahora qué? Ahora es el momento de construir un piso más en este castillo que muchos daban por derrumbado. Y ese piso, tenemos que construirlo entre todos y cada uno de nosotros. Es hora de abandonar el activismo de sillón.

3 comentarios:

  1. Reflexionando lo de hoy: 15M... +1, Pacto... tocado. Mañana +

    ResponderEliminar
  2. Ahora: Campaña y organización para el Referendum 15 de octubre:

    ¿Qué es?

    http://www.referendum15deoctubre.org/referendum15deoctubre/referendum.html

    Ya pero... ¿Qué se vota exactamente?

    http://bit.ly/propuestas15Octubre

    ¿Más "Ya pero..."? respuestas a todas tus preguntas:

    http://www.referendum15deoctubre.org/referendum15deoctubre/faq.html

    ¿Más preguntas? ¿Quiéres colaborar?

    contacto@referendum15deoctubre.org
    colabora@referendum15deoctubre.org

    ResponderEliminar
  3. Parece más que claro que la derecha mediática conspiranoica (la ultraderecha para entendernos) se ha situado en el inmovilismo, es decir en el apoyo total al actual estado de cosas. Se les ha podido llenar la boca en el pasado de regeneracionismo pero a la hora de la verdad no es que sean conservadores, es que son totalmente inmovilistas que además se posicionan muy a gusto en el guerracivilismo.

    La gran incógnita es ¿qué hará la derecha política, es decir el PP?

    Si nos atenemos al modo de tratar la información de la derecha mediática moderada (República.es, Grupo Vocento, Grupo Joly, etc.) y si son partícipes de este enfoque los dirigentes del PP, entonces podría haber resquicio para cambios reales.

    Por el contrario, si como ya lo ha hecho Esperanza Aguirre, se posicionan en el conspiracionismo, mal lo veo.

    De momento, la consigna en la cúpula del PP parece que es la de silencio absoluto. Prudencia al más puro estilo gallego.

    Todo queda abierto.

    ResponderEliminar