martes, 15 de noviembre de 2011

6 meses del 15-M

Tal día como hoy, hace medio año, comenzó toda esta locura que se ha dado en llamar #15M. De aquel movimiento que apelaba por una democracia real queda, francamente, más bien poco.

El motivo principal sigue estando allí, pero poco a poco ha ido englobando muchas otras cosas. Desde afectados por los desahucios a proyectos destinados a informar sobre el propio movimiento como 15M.cc.

A nivel personal, poco podía imaginar yo que la lista de acampadas que comencé tuiteando aquella mañana terminaría convirtiéndose en un blog por sugerencia de varias personas, y que recibió más de 100.000 visitas.

No fue la iniciativa más importante ni la más llamativa (aunque al ser uno de los primeros fue mencionado en algunos medios El Mundo, que lo atribuyó (erróneamente) a Democracia Real ya y en muchos sitios más), pero me sirvió para darme cuenta casi al momento de que estaba ante un movimiento, un pensamiento, algo, que podía despertar la conciencia de muchos más allá de algo meramente anecdótico.

No me equivocaba y aunque el tiempo nos ha dado y quitado la razón en diversos momentos, el 15-M ha demostrado ser una ola de cambio que, lenta, pero inexorable, promete conseguir cambiar la percepción de los españoles sobre la política nacional.

No puedo olvidarme de otros movimientos que han surgido a raíz de este, como Occupy en EEUU. Pero sí puedo decir que el 15-M, a nivel personal, 6 meses después, ha hecho que personalmente, crea que nuestro país está lleno de almas pensantes que, como yo, simplemente no tienen la suerte de poder disponer de un foro público ante el que hacerse oír (a diferencia de nuestros políticos) y que por fin hemos descubierto que la unión hace la fuerza.

En definitiva, gracias al 15-M, 6 meses después, he recuperado la creencia de que quizá, con mucho esfuerzo, podemos conseguir que la política, y la vida, en España, sean mejores de lo que han sido hasta ahora.

¿Y vosotros? ¿Qué ha significado el 15-M echando la vista 6 meses atrás?

1 comentario:

  1. para mí el 15-M ha representado ilusión (por la respuesta de tanta gente que no se conforma con ser pisoteada)desencanto (ante el irse por las ramas perdiendo de vista lo principal por querer abarcarlo todo) y esperanza (de que sirva de embrión para el inevitable movimiento social que habrá de surgir ante la que se nos viene encima)

    ResponderEliminar