miércoles, 9 de noviembre de 2011

Debate a cinco... o la merienda de la segunda fila

Hoy tendrá lugar en TVE un debate a cinco bandas con integrantes de PSOE, PP, ERC/IU/ICV, CiU y PNV, y a diferencia del tan cacareado debate entre Rubalcaba y Rajoy, éste ha recibido mucha menos cobertura en los medios.

A esto hay que sumar la ausencia de muchos otros partidos que tienen representación parlamentaria y que no han sido invitados. No es posible tener una democracia plural cuando los propios medios preparan el terreno para el bipartidismo que desde años viene machacando a nuestra sociedad.

Quizá sea consecuencia de que en nuestra sociedad todavía haya demasiadas raíces que han llegado desde la época de la dictadura (e incluso anterior), pero lo cierto es que, ante la pasividad de los ciudadanos, los medios de siempre se limitan a informar de "los más grandes" a primera plana (PSOE y PP) mientras relegan a un segundo plano al resto de partidos.

Y todo esto con el consentimiento de una sociedad a la que, durante años, se ha llevado a creer que no existen más alternativas en el panorama político español. O PSOE o PP. No hay más. Al parecer, por algún extraño don divino, los políticos de estos dos partidos parecen estar en un nivel superior inalcanzable para todos los demás.

La sociedad lo acepta, los partidos interesados lo explotan, y los medios cubren aquello que éstos últimos quieren que el pueblo escuche.

Quizá, muy a nuestro pesar, la única manera de hacer llegar el cambio es esperar a que la sociedad siga avanzando, a que los años sigan pasando y poco a poco los jóvenes, los que han nacido mucho después de la transición, sean los que se conviertan en la mayoría votante de este país. En la mayoría de población activa de este país.

Y todo esto lo digo porque el debate de esta noche no son más que migajas para contentar a unos pocos: para callar a los partidos pequeños que dicen no tener cobertura en televisión, y para callar a los que están extenuados de un bipartidismo que parece no querer marcharse.

Mientras esta noche la segunda fila vagará sin gloria ni pena por nuestras pantallas, nosotros pensaremos que, una vez más, todo sigue igual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario