lunes, 30 de abril de 2012

El 15-M entendible para niños

Me ha llamado la atención encontrarme la frase que encabeza este artículo como búsqueda en Google. Y me he dicho... ¿por qué no? A fin de cuentas, de que ellos lo entiendan puede depender toda una generación de políticos capaces de pensar más allá del bipartidismo.

Así que sentaos y escuchad, niños y mayores, porque hoy vamos a hablar del 15-M de una manera muy simple. Parafraseando a Groucho Marx: Hasta un niño de cuatro años podría entenderlo. ¡Que me traigan a un niño de cuatro años!


¿Qué es el 15-M?
El 15-M es un movimiento en el que se han reunido muchas personas, con ideas muy diferentes sobre la vida y el mundo que nos rodea, pero que buscan un objetivo común: construir un mundo mejor.

En España hay muchos partidos políticos, pero desde hace muchos años, los únicos que gobiernan son el PP y el PSOE. Hay otros partidos, que tienen otras ideas, pero desde hace mucho tiempo nunca han llegado al poder y como no les dejan hablar mucho en televisión, pues no les vota mucha gente porque creen que si llegasen al Gobierno, no serían tan buenos como el PP y el PSOE.

¿Y por qué protesta el 15-M si el PP  y el PSOE son los mejores?
Pues porque, en realidad, los demás nunca han podido demostrar sin son buenos o no gobernando el país. Es como si el PP y el PSOE tuvieran un pastel, y a la hora de cortarlo para todos, ellos se quedaran con tres cuartas partes, y el resto se lo dieran a los demás.

Éste señor era Groucho Marx.


El 15-M pide muchas cosas, pero la primera de todas fue que no haya más bipartidismo. También se pidió otra cosa: que los votos de todas las personas cuenten lo mismo, sin importar en dónde voten. Hoy en día, si una persona vota en Madrid, su voto no tiene la misma importancia que el de alguien que viva en Sevilla. Y eso es injusto porque todas las personas son iguales, ¿verdad?

¿Y en qué afecta a los niños el 15-M?
Pues hoy en día en nada, pero dentro de muchos años, cuando llegue el momento de que votéis, lo hará. Es importante que entendáis que hay muchas formas de pensar y a cada persona le gustan cosas distintas. Seguro que en vuestra clase a unos os gusta el fútbol, a otros el baloncesto, etcétera. La política ahora mismo sólo tiene dos opciones, o la de izquierdas o la derechas. Es como si en vuestra clase, a alguien le dijeran que no le puede gustar el tenis, y que tiene que gustarle el fútbol o el baloncesto. No sería muy lógico, ¿verdad?

Pues eso es el 15-M.

Nota: Soy consciente de que el 15-M es mucho más complejo y profundo, así que entendedlo como lo que es, un artículo sobre cómo podríamos hacer entender a un niño de muy corta edad algo tan complejo como un movimiento que aglutina a gente de opiniones tan diversas y temas tan graves como los que nos afectan.


No hay comentarios:

Publicar un comentario