lunes, 23 de abril de 2012

Rajoy: Titiritero mayor del Reino

Primero, algunas de sus perlas:

-Sobre el copago:

-Sobre los recortes:


-Sobre la Amnistía Fiscal:


Sin olvidarnos de RTVE, el aumento a las tasas universitarias, y la petición de "unos pocos euros", por nombrar unos pocos.

Dicho esto, nuestro querido Presidente del Gobierno está por pasar a los anales de la Historia como el mayor manipulador de la década, prestidigitador de palabra esquiva y maestro del "Pues digo Diego" para volver sobre sus pasos sin el mínimo atisbo de vergüenza.

Ya no es que los mercados (a los que su gobierno intenta aplacar en cada paso que dan) les hayan retirado la confianza por completo, es que la economía española se está desplomando y estamos ya en niveles de 2003. 

Ya no es por las mentiras (en honor a la verdad, más bien por los silencios durante su campaña electoral), si no por la desfachatez que está demostrando el que decía ser el "presidente de todos los españoles" en su actuación de cara a la opinión pública.

Ni siquiera por las salidas de tono de senadores. No, lo que realmente preocupa es ver cómo poco a poco, Don Mariano Rajoy y su séquito de gobernantes y alcaldes (muy austeros ellos) parecen dispuestos a desmantelar no sólo el Estado del Bienestar, si no la identidad que España ha venido forjándo desde la Transición y que pende de un hilo.

Da miedo, mucho miedo, pensar a dónde nos puede llevar este señor en los próximos cuatro años. Y mientras nosotros seguimos a golpe de recortes, otros se levantan sin que nuestra prensa siquiera se haga eco de ellos.

Lo más preocupante, si cabe, es ver la parsimonia y el silencio con el que la sociedad parece estar aceptando todo tipo de tropelías, a pesar de que nuestro Gobierno esté siendo constantemente pillado con el carrito de los helados...

Quizá la pregunta correcta no sea hasta cuándo seguiremos callados. Si no hasta dónde. En qué momento se cruzará esa línea en la que la sociedad por fin reaccionará y dirá "hasta aquí hemos llegado". Aunque uno tiene la sensación de que no llegará hasta que no nos obliguen a entonar el Cara al sol...

No hay comentarios:

Publicar un comentario