jueves, 3 de mayo de 2012

Tú, enemigo del Estado

Hoy la policía, rememorando tiempos pasados, ha hecho público que una unidad de élite investiga a los líderes del 15-M. Antes de meternos en el meollo del asunto, recordemos la imagen que dio la vuelta al mundo la última vez que nuestras fuerzas de seguridad decidieron perseguir a un movimiento sin líderes...

"Hemos desmantelado Anonymous". Así, con dos bemoles, que no se diga.
 Dicho esto, la persecución que el Estado está llevando a cabo contra el movimiento 15-M empieza a ser digna de estudio. Un movimiento pacífico que está siendo equiparado a actividades terroristas, y una campaña de desprestigio y temor civil que parece más propia de un sistema dictatorial que de la supuesta sociedad democrática en la que vivimos.

Cercar al 15-M es como ponerle puertas al campo. Es como exhibir la máscara de Anonymous ante todo el planeta, y decir, con toda la ignorancia del mundo, que se ha descabezado a Anonymous. Es de un ridículo supremo. Pero no es eso lo que más me preocupa. Lo que de verdad me importa es la criminalización de la sociedad. A día de hoy, cualquier persona, hasta por sentarse en una calle pacíficamente comete un delito de resistencia a la autoridad.

Vivimos en un país en el que, poco a poco, se está intentando establecer una policía del pensamiento que es terriblemente peligrosa para el buen salud de la sociedad, y muy especialmente, de la democracia. No se puede criminalizar a la sociedad, ni a cualquier persona que no esté de acuerdo con la gestión de este gobierno. Simplemente, no es de recibo. No es propio de un país moderno que aspira a formar parte de la Europa del siglo XXI.



Estamos, a este ritmo, a un paso de la restauración del garrote vil, la Inquisición y la caza de brujas más despiadada contra todos aquellos, de cualquier estamento, que osen alzar una voz discordante contra el Estado.

Convertir, potencialmente, a toda la sociedad en enemigos del Estado es el equivalente a aquella vieja amenaza "O estas conmigo, o estás contra mí". Mi particular consejo para los avispados que nos investigan, es que el 12M asistan a las plazas. Allí estarán todos los líderes. De hecho, absolutamente todos, desde el señor de 80 años al niño de 15. Todos lo son, porque nadie lo es.

¿Seguro que no tienes ningún motivo para asistir a las manifestaciones del 12 de mayo? Si dicen que eres su enemigo, por lo menos, descubre que no estás sólo/a.


No hay comentarios:

Publicar un comentario