domingo, 15 de julio de 2012

El país del gratis total

En España se lleva el gratis total. Somos así. Capaces de justificar lo injustificable para no tener que mover un dedo y dejar nuestros sillones. En España, grandes figuras de la política moderna como Mubarak, o Gadafi, no sólo hubieran encontrado un terreno maravilloso que gobernar. Hasta hubieran encontrado el apoyo de los españoles que (del mismo modo que hoy defienden los recortes) justificarían las penurias de los demás alegando la herencia de vaya usted a saber qué.

Pero es que, nos guste o no, esto es España. Es imposible que exista una conciencia social cuando, durante años, la filosofía reinante ha sido la del "que se jodan" que tan perfectamente ilustró Andrea Fabra durante la sesión del pasado miércoles.
El mensaje que transpira de los recortes del Gobierno (para incentivar el trabajo), no podría ser más claro: Los españoles son unos vagos redomados, así que vamos a bajaros el paro para ver si así os levantáis y movéis el culo.

Y nosotros, como borregos, hemos agachado la cabeza y dicho, "Sí, maese". Tampoco es que hubiera mucha más alternativa. Aceptar trabajos indignos es algo que se nos da a las mil maravillas. Si lo rechazas, eres un vago, si te quejas del salario, que no te parece digno para poder vivir, un perroflauta, y así, suma y siuge.

España es la tierra soñada por los empresaurios. Esclavos sumisos incapaces de cualquier queja. ¿Que hay huelga? No pasa nada, ya ganan tan poco para empezar, que los españoles no pueden plantearse salir a las calles (los 5 millones de parados sí, pero ni ellos lo hacen, demasiado caló, supongo).

En otros países, la corrupción es perseguida y condenada. Aquí, salvo unos pocos indignados, lo cierto es que parece que gran parte de la sociedad aspira a ser algún día como los grandes corruptos que nos gobiernan. La cultura del pelotazo. La ley del mínimo esfuerzo por el máximo provecho. Y en lugar de ir a por los que rompen la ley, España, en una demostración de surrealismo, premia a los defraudadores (a los que escucha cuidadosamente para ver cuánto más hay que rebajar el dinero declarado para intentar convencerles de que es buena idea blanquearlo) y castiga, todavía más, a los pocos ciudadanos honestos que cometen la desfachatez de considerar cosas como pagar el IVA.

Andrea Fabra lo dijo claramente: que se jodan. Y los españoles respondieron no menos claramente: sin grandes alborotos.

Que nadie se lleve a engaño, tampoco serán nuestros hijos los que luchen por sus derechos. Porque la generación que venga después de ésta, tendrá un mensaje perfectamente regurgitado que transmitir: la culpa es de la herencia. Y se dedicarán a atacar a otras personas basándose en que la situación es culpa de los padres del prójimo (que viene a ser lo que hacemos nosotros) mientras los empresaurios y defraudadores de la siguiente generación seguirán haciendo su agosto.

La verdad, menudo chiringuito nos hemos montado en España...

1 comentario:

  1. Y mientras, los daños causados por este Gobierno repercutirán en por lo menos tres generaciones, antes de que se logre empezar a reparar los daños más profundos :-(
    Pero aún nos queda la última perla del programa oculto del PP, ese que ya tenían redactado antes de ganar las últimas elecciones, y que han ido cumpliendo punto por punto.
    La última perla es: la supresión total de las pagas extras de los funcionarios públicos así como de toda pensión que supere los mil euros.
    Como sin duda sabrás, la cantinela oficial del Gobierno hacia los españoles es que esperan recaudar 65.000 millones con estas medidas (por otra parte, cifra sospechosamente parecida a la que necesitan los bancos para recapitalizarse). Sin embargo, en la nota de prensa emitida en inglés para los medios internacionales se habla de una previsión recaudatoria de 56.450 millones de euros. ¿De dónde crees que saldrán los 8 mil y pico millones que faltan en sus cuentas personales? De esta última perla que nos soltarán no sé en qué fecha, ¿quizá para agosto o septiembre?

    ResponderEliminar